Mi Historia

Cómo comenzó todo

Hola, mi nombre es Sebastián Gómez y soy un Internet Marketer, de 24 años, de Costa Rica. Me dedico a ayudar a personas a través del mundo a crecer sus negocios en línea por medio de estrategias de marketing. Actualmente me especializo en publicidad pagada, optimización de marca y tasas de conversión, tanto para comercios electrónicos, como para marketing de afiliados y servicios de venta en línea.

Si bien no soy el típico estereotipo de "Lambo Guru", siempre voy a tratar de proporcionar tanto valor como pueda para ayudar a obtener resultados con las estrategias que actualmente funcionan para mí. Así que, bienvenidos a mi website y espero que les agregue muchísimo valor!

Antes de meterme en mi historia y biografía, quiero señalar el aspecto más importante a la hora de iniciar cualquier negocio u objetivo que se tenga.

Este aspecto clave es su "POR QUÉ".

El “POR QUÉ”, es lo que lo va a motivar a alcanzar lo que desea en la vida.

Es lo que lo va a mantener dándole duro en el proceso incluso en los momentos más duros y difíciles. No sé cuántas veces he visto a los "gurús" en Youtube decir que construir un negocio rentable y consistente en línea es muy fácil. Pero la dura realidad es que no es tan fácil como parece. Puede ser simple, pero no fácil.

Se necesita primero tener claro su “por qué” dado que la clave para tener éxito en cualquier materia es ser extremadamente perseverante y seguir esforzándose incluso cuando las cosas no vayan como se esperaba. No importa qué situación / obstáculo enfrente, su "POR QUÉ" siempre lo motivará a seguir adelante.

La mayoría de la gente dice: “Mi motivación es el dinero. Quiero ganar dinero… ” Y siendo honesto, yo solía ser esa persona. Quería ganar dinero para sentirme realizado y exitoso. Quería el carro y varias cosas materiales. Pero usar el dinero como motivación única solo me llevó hasta cierto punto.

Una vez compre el carro de mis sueños a los 21, me acostumbre rápidamente después de unos meses. Y me di cuenta que por mas que siempre había un carro mas bonito, no iba a ser una motivación sostenible a largo plazo

La realidad es que el dinero no lo va a hacer levantarse temprano de la cama una mañana fría y lluviosa día tras día, ni lo hará salir de su zona de confort para alcanzar grandes metas en la vida. Bueno, puede que por un período corto de tiempo, pero no a largo plazo sosteniblemente. 

Por otro lado, si su objetivo principal es brindarle a su familia una vida mejor, vivir la vida bajo sus propias reglas o ayudar a alguien que lo necesite, hará lo que sea necesario para que las cosas sucedan. No importa cuanto luche... Usted va a encontrar la motivación para hacer las cosas difíciles para llegar ahí.

Dicho esto, lo/a quiero animar a pensar profundamente en lo que lo va a impulsar a lo largo del tiempo a construir y escalar su negocio.

Puede que su deseo interior más poderoso sea ayudar a su familia o seres queridos. No existe un “por qué” universal dado que todos somos diferentes y cada persona tiene una razón diferente que la impulsa.

Construir un negocio no es para todos. De hecho, únicamente un porcentaje pequeño de personas que inicia sus negocios en línea realmente obtienen resultados asombrosos. Y no tiene nada que ver con su inteligencia o habilidades para los negocios. En la mayoría de los casos, simplemente es cuestión de hasta dónde están dispuestas a llegar las personas para cambiar sus vidas.

Estoy seguro que han escuchado el hecho de que el 50% de las empresas fracasan en sus primeros 5 años. Si bien esa estadística puede ser cierta, la razón por la que estas empresas fracasan es porque las personas fracasan. La mayoría de los emprendedores piensan que construir un negocio es puras flores y arcoíris. Pero la verdadera razón por la que gran parte de las empresas en línea fracasan es porque ELLOS no trabajan hasta que el negocio funcione.

Mi Historia

Todavía recuerdo cuando estaba en la escuela primaria y le vendía confites a mis compañeros para poder comprarme un Xbox 360. Cuando les pregunté a mis papas si podía comprarme el Xbox respondieron: "Sí, pero tiene que trabajar para conseguirlo". Básicamente me estaban diciendo que podía comprar lo que quisiera, pero que tenía que pagarlo con mi propio dinero.

En ese momento, la escuela había eliminado por completo los chocolates, confites y gaseosas porque hacían que los niños tuvieran un "sugar rush" por el azúcar y que se volvieran hiperactivos. Así fue como la cafetería dejó de vender lo que los niños realmente querían. En ese momento me dije, “hmm, ¿qué pasa si los traigo de vuelta? Estoy seguro de que todos me comprarán ". Oferta y demanda...

Empecé a llevar a casa al menos $10 todos los días por la venta de confites y chocolates a mis compañeros de la generación. Al principio, tenía que perseguir a mis compañeros para promocionar mis confites. Pero luego, todos empezaron a hablar y los clientes llegaban solos. Se creó un efecto dominó. 

Para ese entonces tenía 14 años y logré conseguir suficiente dinero para comprar mi propio Xbox. Mis compañeros estaban bastantes impresionados y comenzaron a hacerme competencia ya que notaron que era una buena idea.

El efecto dominó de mi negocio me llevó a la oficina del director ... A pesar de ser regañado por el director de la escuela por vender confites, era la persona más feliz del mundo. Y entendí un concepto muy importante a una temprana edad, el intercambio de valor. La gente quería confites, así que les daba confites y recibía dinero a cambio. Simple ¿no? Empecé a ver que esa era la forma en la que se genera dinero.

A lo largo de los años, me di cuenta de que no estaba destinado a trabajar en un empleo tradicional y caer en la "carrera de ratas" como la mayoría de las personas alrededor mío.

La "carrera de ratas" consiste en una forma de vida en la que las personas se ven envueltas en una lucha feroz y competitiva por la riqueza o el poder. Básicamente, se vive de un cheque a otro y se es 100% dependiente de un trabajo que no paga acorde al esfuerzo. 

Yo me preguntaba: “¿Por qué tiene que ser así? ¿Por qué no puedo hacer lo que quiero cuando quiero? " No tenía mucho sentido para mí.

Y he ahí el comienzo de mi camino hacia la libertad financiera.

Comencé mi camino cuando estaba en décimo grado (escuela secundaria).

Comencé a buscar formas de generar dinero en línea. No me importaba cómo lo haría, solo quería que algo funcionara. Además de que siempre seguí los pasos de mi hermano, ya que él también tenía esta idea en mente.

Después de realizar cientos de búsquedas en Google y escribir todas las palabras clave como; "ganar dinero en línea", "negocios en línea" y "trabajar desde casa", comencé a aprender más y más sobre cómo ganar dinero en línea. Seguí a tipos que ganaban millones de dólares y me preguntaba cómo demonios se las arreglaron para alcanzarlo.

Finalmente, inicié con el marketing de afiliados y compré curso tras curso buscando el próximo "game changer". Realmente no entendía cómo funcionaba todo, pero sabía que la gente estaba ganando cantidades industriales de dinero con él y yo quería conseguir mi parte del queque.

Trabajaba todos los días en la escuela en medio de mis clases. Mis compañeros de clase no entendían qué estaba haciendo. Cuando me preguntaban, les explicaba sobre el modelo de negocio y se reían. Muchos pensaron que era otro modelo de negocio de estilo piramidal donde la gente es estafada y realmente yo no tenía la mentalidad que tengo ahora, así que fue difícil procesar esos comentarios.

Para ser honesto, me decepcioné muchas veces porque no tenía ingresos para demostrar que podía funcionar. Pero seguí esforzándome y esforzándome todos los días durante los siguientes años ... Tenía 16 años en ese entonces y sabía que incluso si me tomaba 5 años "descifrar el código" en línea, todavía tendría 21. Incluso si me tomaba 10 años para que funcionara, solo tendría 26 años. Así que realmente, no tenía nada que perder. Sabía que algún día todo valdría la pena.

Al final del 11 ° grado, ya había ganado mis primeros $2,000 en línea con un producto afiliado que estaba promocionando. Después de eso, todo fue escalando muy rápido. Comprendí que si entregaba cantidades masivas de valor a las personas y las ayudaba a resolver sus problemas sin esperar nada a cambio, naturalmente se sentirían atraídas por hacer negocios conmigo (incluso si parecía un niño porque llegué a la pubertad bastante tarde)... 

Empecé a ganar dinero mientras estaba en mis clases del colegio. En la imagen de abajo, recuerdo haber ganado $200 en mi clase de biología, ¡lo cual era un logro increíble para mi! Recuerdo haber conseguido mis primeras ventas enviando mensajes a entre 30 y 50 personas nuevas en las redes sociales todos los días.

Mi objetivo era tener muchas conversaciones con personas en Facebook, donde podía brindar muchísimo valor de forma gratuita y, finalmente, lograr que la gente programara una llamada en la que proporcionaba aún más valor y utilizaba mi ofertas de afiliado para resolver sus problemas.

En la llamadas les decía que mi oferta los podia ayudar. Algunos compraban. Y otros no. Pero al final del día eso me estaba permitiendo hacer ventas todos los días.

Después de luchar mucho, mi  trabajo y consistencia empezaron a dar sus frutos muy rápidamente… Estos fueron mis primeros resultados reales como afiliado. Comencé a promover oportunidades de negocios y herramientas de marketing en Internet, como servicios de hosting para sitios web, software de marketing y softwares de correo electrónico. Hacía una comisión cada vez que alguien compraba alguna de estas herramientas o softwares a través de mi enlace de afiliado. Todo esto fue antes de que yo aprendiera sobre el comercio electrónico.

Recuerdo que hubo meses en los que logré generar más ingresos que mis profesores.  Supe esto al buscar mas sobre los salarios promedios de los profesores de mi colegio. Sabía que solo estaba raspando la superficie. A pesar de que todos decían que necesitaba un título, experiencia y una buena universidad para ganar dinero, yo ya estaba un paso más cerca de la libertad financiera.

Además, mis compañeros de clase ya no se reían tanto.

Quiero que vean este mensaje que le mande a mi mentor cuando hice $2,000 en 2 días después de trabajar 12 meses diariamente sin ver ni un solo resultado. Vean las fechas!!

Quiero que lo pongan en perspectiva.

12 meses de trabajar sin un solo resultado. Y después en 2 días $2,000. Es para que se den una idea de por qué hay que ser consistentes!

Me gradué el 21 de junio de 2015 con una mentalidad sólida como una piedra. Sabía exactamente lo que quería hacer y ser en el futuro, además de entender cómo funcionaba realmente el juego del dinero.

Así que obtuve mi título de secundaria y comencé la carrera de administración de negocios en una universidad aquí en Costa Rica. Aunque tenía la oportunidad de ir a estudiar en una universidad conocida en EE.UU. decidí quedarme en mi país y asistir a una universidad que no fuera muy exigente y me permitiera seguir trabajando en mi negocio.  

Quería llevar mi negocio al siguiente nivel, así que decidí invertir la mayor parte de los ahorros de mi vida en un Mastermind de anuncios de Facebook de alto nivel. Quería dominar la publicidad pagada de Facebook porque sabía que no podía enviar mensajes para siempre y que el tráfico pagado es la forma más rápida de escalar un negocio.

Me prometí que me quedaría con esta fuente de tráfico hasta que la dominara. Corrí tráfico directamente durante 6 meses sin parar, viendo muy pocos resultados al principio. Pero la experiencia que estaba obteniendo no tenía precio. Valía MILLONES.

Han pasado alrededor de 3 años desde entonces y he invertido más de $1,300,000 de mi propio dinero en anuncios de Facebook e Instagram. Nunca he recibido dinero de inversionistas.

En noviembre de 2015 (algunos meses después de graduarme del colegio) asistí a un evento de marketing en vivo en Miami. Varios “speakers” hablaron sobre marketing por correo electrónico, marketing de afiliación, ventas… pero en particular uno me llamó muchísimo la atención. Era un tipo que empezó a hablar de cómo se podían crear anuncios gráficos sencillos y vender productos físicos como calcetines y camisetas al tener su propia tienda en línea.

La idea de tener mi propia tienda online me hizo parar de inmediato todos los trabajos que estaba haciendo y me prometí lo siguiente…

"Me dedicaré al comercio electrónico sin importar lo que suceda hasta que lo haga funcionar".

En este punto, combiné mis conocimientos sobre anuncios de Facebook con lo que aprendí en el evento y, lenta pero seguramente, comencé a "descifrar el código".

Comencé mis anuncios el 25 de noviembre de 2015 y en mis primeras 2 semanas cruce los $100 por día...

3 semanas después, ya tenía entre $200 y $300 por día en ventas. No podía creer lo que estaba logrando.

Casi 3 meses después, alcancé mis primeros $1000 en un día de ventas, que siempre había sido una de mis metas. Siempre voy a recordad este día porque estaba sumamente emocionado.

Mis primeros $10,000 en un solo día sucedieron en noviembre de 2016 (11 meses después).

Este ha sido el día más importante hasta la fecha en mi carrera de marketing en Internet. Algunas personas pueden pensar que es una edición con Photoshop. Algunas otras personas dirán que utilicé la estrategia de "inspeccionar elemento" para modificar números. Pero sé bien que no lo hice y que valoro mi integridad más que nada en el mundo.

Ahora bien, quiero que pongan esto en perspectiva ...

Hace tan solo 5 años estaba vendiendo confites a mis compañeros de clase para comprar mi propio Xbox 360. Me tomó 1 año completo hacer mi primera venta en línea trabajando todos los días cuando tenía tiempo libre. Era un novato en marketing y comencé 100% desde cero.

Como vieron, escalé mi negocio bastante rápido en un período de 1 año. Pero hay que recordar todo el trabajo que puse cuando estaba en mis clases de Biología. Cuando enviaba mensajes a 30 personas por día en redes sociales. Cuando lloraba algunas noches porque sentía que no iba a ninguna parte.

De ahi he podido crear otros negocios con mis propios productos, seguir promocionando ofertas de afiliadas, y meterme en diferentes proyectos.

Mi camino estuvo muy lejos de ser un "éxito de la noche a la mañana".

Mi negocio en línea también me permitió cumplir una de mis mayores metas que era invertir en bienes raíces.

Ganar dinero es solo una parte de la ecuación.

La otra parte es conservarlo y crecerlo. Creo que los bienes raíces son una de las mejores formas de preservar la riqueza y el capital. Es fácil quedar atrapado en la "carrera de ratas" del consumo. En los últimos 5 años, he visto innumerables casos en los que especialistas en marketing muy exitosos quedan enterrados en una montaña de deudas después de gastar todo su dinero en Lambos y Gucci. Creo que es importante invertir el dinero de manera inteligente y diversificar en diferentes oportunidades estables.

Seguiré invirtiendo de forma lenta pero segura para que cuando tenga 30 años tenga muchas inversiones.

Entonces, ¿cuál es tu "por qué" Sebastián?

Cuando comencé en línea, realmente pensé que el dinero me iba a dar la felicidad eterna. Pensé: "Cuando tenga $ 10,000 en mi cuenta bancaria, seré TAN feliz". Después pensé que $20,000 iba a ser el número mágico, luego $50,000, luego $100,000...

Sé que esto puede parecer un cliché, pero me di cuenta que lo que me daba verdadera satisfacción era la persona en la que me estaba convirtiendo en el proceso. Que era disfrutar de los pequeños momentos con mis seres queridos y disfrutar de la libertad que siempre deseé en la escuela secundaria.

Las cosas simples de la vida son las que me dan mayor satisfacción. Ver una puesta de sol, andar en bicicleta, ver mi programa de televisión favorito en Netflix, ir al cine...

También resolver los problemas por mi cuenta y superar los obstáculos a los cuales me he enfrentado. El progreso constante me trae mucha satisfacción.

Mi misión es ayudar a las personas de todo el mundo a hacer crecer sus negocios ayudándoles a aplicar las mejores estrategias de marketing en redes sociales para que puedan alcanzar sus objetivos financieros y experimentar también lo que es la libertad financiera.

La razón por la que les conté mi historia personal en lugar de brindarles un "Acerca de nosotros" muy profesional para mi empresa, es para mostrarles que solo soy una persona normal que se comprometió a hacer un cambio. Tenía cero habilidades técnicas y conocimientos de marketing.

Todavía soy muy joven, pero he pasado por innumerables experiencias que me han permitido construir el negocio de mis sueños y ayudar a mis clientes a generar más de $20,000,000 en línea.

Además, mi intención con esta historia es simplemente compartir el viaje por el que pasé y no decirles; "¡oh, finalmente lo logré!"

He construido la vida de mis sueños de acuerdo con mi propia definición del éxito y he ganado dinero a lo largo del camino. Algunas personas definitivamente ganan mucho más dinero que yo en línea, y eso está perfecto.

Todavía estoy pasando por mi camino mientras escribo esto. Y apenas está empezando. Veo altos y bajos todo el tiempo. Todavía me enfrento a muchos obstáculos. Pero de eso se trata el emprendimiento, se trata del PROCESO. 

Realmente creo que cualquiera puede crear el estilo de vida con el que sueña si se compromete a aprender, actuar todos los días y no rendirse hasta alcanzar sus metas.

Si necesita más ayuda para hacer crecer su negocio, Les recomiendo ver mas información acerca de mi programa de coaching grupal. Estoy seguro que los va a ayudar muchísimo.

Pura vida.

- Sebastián

¿Listo/a Para Crecer Tu Negocio En Línea?

Si te gustaría trabajar conmigo este año para ayudarte a crecer tu negocio en linea entonces te recomiendo unirte a "Sebastian Gomez Mentoring". Te voy a dar las tareas exactas para ejecutar, el entrenamiento, soporte 24/7, y ayudarte a desarrollar la disciplina y hábitos que se necesitan para ganar.

Unirse A Sebastian Gomez Mentoring